viernes, 14 de diciembre de 2012

¿Velo o Mantilla?

¿Cuántas veces has soñado que caminabas hacia el altar, envuelta en el vestido de tus sueños, mientras un largo y vaporoso velo, caía sobre tus hombros y espalda?
 
Este complemento, tradicional donde los haya, tiene sus orígenes en el siglo XVII, y resulta indispensable para poner el broche de oro a un look romántico y tradicional, convirtiéndose casi en un fetiche para muchas novias...
Estos complementos, no siempre son aptos para todos los tipos de vestidos,  pero lo cierto es que hoy en día, el usar o no el velo o la mantilla, ya no es una cuestión de tradición o de protocolo, sino, del gusto personal de la novia.
Aunque en las tiendas podrás probarte distintas opciones y combinaciones, no siempre los profesionales que están al frente, tienen claro qué es lo más conveniente o lo más apropiado para cada vestido, o dan prioridad a sus gustos personales o a sus stocks, antes que al complemento adecuado y perfecto para ti. Es importantísimo elegir bien, para no recargar la imagen final de la  novia.
Pero ¿cómo elegir?

Es importante que conozcas de antemano sus principales diferencias:
El velo: Es originariamente francés y la tradición marca que sea largo y sencillo (en un principio se utilizaba para cubrir el rostro de la novia), hoy en día, es posible encontrarlo en distintos tamaños, pudiendo incluso combinar dos (velo doble), colocados de manera superpuesta sobre el cabello. El tejido es ligero, delicado y casi transparente, aunque puede rematarse con detalles bordados, blondas de encaje o cristal en su versión “amantillada”, puntillas, abalorios o motivos florales...
Como anécdota os contaré, que la tradición de usar velo, viene ligada a los grandes misterios: Dicen que una niebla cubrió la tierra durante su creación, que el humo veló el Monte Sinaí cuando Moisés recibió las tablas y que una nube recibió a Dios en su Ascensión. Lo sagrado es velado. Durante la Santa Misa, el Tabernáculo y el Cáliz son velados ya que contienen a Dios. Y así, el que las mujeres se cubrieran con un velo en las misas, significaba que su vida formaba parte de un digno papel: han sido escogidas para crear nuevas vidas…
Algunos ejemplos de velos sencillos y velos con detalles:
 
La mantilla: Por el contrario, es una prenda tradicionalmente española, muy demandada por las novias actuales y muy arraigada en Andalucía (aunque existen modalidades castellanas), que puede ser usada indistintamente entre las invitadas y la novia.
El uso de la mantilla sobre la cabeza durante la Santa Misa y funciones litúrgicas, es una antigua tradición, ya que se consideraba decoroso, que una mujer orase a Dios con la cabeza cubierta. En tiempos recientes el cubrirse la cabeza no es una práctica común.
 
Su principal característica a diferencia del velo, es que la mantilla está enteramente bordada de encaje artesanal hecho a mano con hilos de seda, lo que las convierte en piezas únicas. En la actualidad, hay mantillas industriales muy económicas, pero muy distintas de las artesanales en cuanto a espectacularidad, caída, y también precio claro...
Ejemplos de Mantillas industriales:
 
La mantilla permite todo tipo de formas de colocarse y varían en función del gusto de la novia. Hoy en día, los estilistas pueden hacer auténticas maravillas y recrear todo tipo de looks “retro”, combinándola con piezas de joyería vintage, broches, tiaras, peinas y peinetas o diademas.
 
Los tejidos: El encaje de Chantilly, la blonda (elaborada en dos tipos de seda), la organza o la red, son algunos de los más comunes, aunque sin duda, el preferido por las novias desde hace décadas, es el tul de seda por su apariencia traslúcida y su capacidad para sobrevivir en el tiempo y ajeno a las modas.
 
Mantillas Artesanales:



Pero ¿cómo elegir bien?
A continuación te daremos una serie de pautas y consejos para acertar en tu elección: 
¿Qué dice el protocolo?
·         La mantilla clara sólo la pueden utilizar la novia y será larga.
 
·         Las solteras que vayan a la boda de mantilla la usarán beige y siempre corta.
 
·         Si la madrina es soltera, nunca usará mantilla blanca, siempre negra y corta.
 
·         La mantilla negra la usará siempre la madrina, las casadas y las viudas, y bajo ningún concepto será blanca o cruda que está destinada a las solteras.
 
·         La madrina es la única que podrá lucir traje largo en una boda de mañana pero siempre con mantilla corta y negra. 
 
·         La peineta a usar con la mantilla será: de carey oscura para mantilla negra y de nácar para mantilla clara.
 
·         La mantilla se usa en ceremonias religiosas y en bodas de cierta etiqueta, cuando el novio vista traje de gala o chaqué, no se debe llevar en bodas civiles.
 
·         Las mangas también deben ser largas o de corte a la francesa, y nunca dejar los hombros al descubierto.
 
·         La reina de España es la única que puede lucir mantilla blanca española en audiencia con el Papa.
Como veis, el protocolo con respecto al uso de la mantilla es claro, pero hoy en día, prevalece el gusto personal de la novia y su entorno, que el propio protocolo.  Aun así, los cuatro primeros puntos nos parecen de obligado cumplimiento!
¿Largo o Corto?
    En el caso de elegir un velo corto, el largo debe llegar, al menos (por detrás) a los codos, aunque os recomendamos que sea, por lo menos, hasta la cintura (la medida dependerá de la altura de la novia).
     
    Algunos ejemplos de velos cortos elegantes y correctos:

    

     
    Algunos ejemplos de velos cortos poco apropiados y nada elegantes:
     
     
    En el caso de elegir un velo largo, debe de sobresalir por encima de la cola del vestido unos 20 centímetros mínimo, de lo contrario, hará un efecto “raquítico” y no se lucirá ni el velo, ni la cola del vestido porque no se sabe dónde termina uno y empieza la otra. Esto es un error tremendo!
    Algunos ejemplos de como debe ser el velo largo:



 
En el caso de elegir una mantilla corta, la parte delantera de la mantilla deberá llegar a la altura de las manos y por detrás un poco más abajo de la cadera. (El protocolo marca que la mantilla en la novia debe ser larga).
 
Algunos ejemplos de mantillas cortas para novias:
 
 
Si prefieres una mantilla larga, al igual que el velo, debe sobresalir por encima de la cola del vestido SIEMPRE.
 

    En nuestra opinión, nunca se debería llevar una mantilla larga, mas corta que la cola:
 
  • ¿Velo o mantilla? Dependerá fundamentalmente, del vestido elegido. Muchas veces, caemos en el error de intentar ponernos un velo o mantilla que nos puede prestar alguna amiga, y así ahorrarnos el importe del mismo, independientemente de si nos queda o no bien con el vestido que hemos elegido. Cuidado con esto! Puede que te ahorres unos € pero corres el riesgo de ir disfrazada!
    Algunos ejemplos de como elegir entre velo, mantilla y los distintos tipos:
Vestido sencillo y liso: En este caso, la mayoría de los modelos admiten ambas opciones en sus distintas versiones. Si pones un velo sencillo, el look en general será sencillo, si optas por un velo amantillado, el look se verá elegante y delicado, si optas por una mantilla, esta se convertirá en la verdadera protagonista…
 
Aquí tienes los tres ejemplos:
 
 
 
Vestido sencillo con algún detalle: En este caso, es preferible usar un velo, ya que mezclar los bordados de una mantilla, con otro tipo de detalles, hace un popurrí un poco raro y poco coordinado, aunque siempre dependerá de cada modelo y del tipo de detalle. Si los detalles son por ejemplo cristales (tipo Swarovski) o abalorios, hay velos con cristales y abalorios que combinan perfectamente.
 
Algún ejemplo:
 
 
 
Vestido de encaje: En este caso, podemos optar por un velo sencillo de tul, de esta forma damos protagonismo al vestido. Por un velo amantillado, en cuyo caso, el encaje del velo, debe ser el mismo que el encaje del vestido, de lo contrario, sería como mezclar un estampado de flores con otro de cuadros… Es este caso, la mantilla sería una opción a descartar porque resultaría un look demasiado recargado con motivos diferentes.

 
Vestido liso pero con volantes o mucho volumen: En el caso de que los volantes o el volumen salgan desde la cintura o cadera, recomendamos velo sin duda. En cambio, en el caso de que el vestido sea corte sirena, la mantilla quedará igual de bien que un velo liso o velo amantillado.

Volumen desde la cintura o cadera:


Corte sirena:


¿Cómo colocarlo?
 
Para gustos, los colores… 
 
Pelo suelto o recogido: En el caso del pelo suelto, se recomienda que el velo o la mantilla, sean cortos ya que de lo contrario tienen demasiado peso y es muy complicado sujetarlo firmemente en el cabello suelto.
 
Si quieres lucir un velo o mantilla largos, la mejor opción sin duda es pelo recogido para poder sujetar la peineta en la base del moño.
 
Otra cosa a tener en cuenta es que el roce del velo o mantilla, suele estropear los peinados, por lo que si tu peinado es suelto, durará menos que si es un buen recogido con laca.
 
Altura de la novia: Si eres una novia con poca altura y el novio es alto, puedes usar una peineta alta sin problema o un moño alto, incluso una tiara. En el caso de que el novio no tenga demasiada altura, te recomendamos un recogido bajo y una peina pequeña.
 
Algunos ejemplos de como colocarla:
 
 
¿De qué color debe ser el velo o mantilla?
 
El velo o mantilla NUNCA deben ser de un tono mas claro que el vestido!
 
El velo o mantilla puede ser del mismo color que el vestido, pero te recomendamos que sean uno o varios tonos mas oscuros, de esta forma destacarán los bordados de la mantilla sobre el vestido y el efecto es espectacular y luce mucho mas.
 
 
 
¿Cuando me debo quitar el velo o la mantilla?
 
En principio, estos complementos se lucen durante la ceremonia, una vez que te has hecho las fotografías y has entrado al salón donde se dará la comida o cena, debes quitártelo para sentarte en la mesa. La madrina, en el caso de llevar mantilla, también.
 
Si después de todos estos consejos, te queda alguna duda sobre si elegir velo o mantilla para tu vestido, te proponemos algo: envíanos una fotografía de tu vestido a info@miscosasdenovia.es cuéntanos que dudas tienes y nosotros te aconsejaremos sobre lo mas adecuado para ti.
 
Si lo tienes claro, te invitamos a ver nuestro catálogo de velos y mantillas en: www.miscosasdenovia.es
http://www.miscosasdenovia.es/velos-novia-60-c.asp
http://www.miscosasdenovia.es/mantillas-novia-56-c.asp
 
En él encontrará distintos tejidos, tamaños y estilos para que puedas elegir el que mas te guste. Nuestros velos y mantillas, están elaborados en España y tienen unos precios muy competitivos ya que trabajamos con los mejores fabricantes.
 
Te esperamos!

Volver a la Tienda: http://www.miscosasdenovia.es/

lunes, 5 de noviembre de 2012

¿Por qué regalar llamadores de ángeles a mis invitadas?

Los llamadores de ángeles, tiene su historia, se utilizan desde la edad media como protector contra el mal de ojo, malas influencias, etc...

Su sonido armonizador, trae paz, protección y alegría al espíritu.

Se dice que debes hacerlo sonar cuando desees algo de corazón y con mucha fuerza. Este sonido atrae a los ángeles para que sientas su protección, paz, armonía y todo su apoyo en tu interior.

Se regalan a las personas queridas y también a las embarazadas, porque se dice que su sonido relaja y tranquiliza al bebé.

Los puedes encontrar en distintos materiales, lisos y tallados, cualquiera de ellos son piezas ideales para poner con una cadena larga de plata y lucirlo sobre tus prendas de temporada.

Visita nuestra web y encontrarás dos modelos ideales como detalle para regalar a las invitadas de tu boda: http://www.miscosasdenovia.es/llamadores-de-ngeles-391-p.asp

Los encontrarás dentro de las categorías "detalles invitadas" y "detalles originales".

Volver a la Tienda: http://www.miscosasdenovia.es/

domingo, 21 de octubre de 2012

¿Cómo entregar los abanicos a las invitadas de mi boda?


Muchas de vosotras seguro que os estaréis planteando entregar a las invitadas de vuestra boda, abanicos como detalle, pero queréis hacerlo de una forma original y menos vista.

Desde nuestro Blog, os proponemos algunas ideas:
  • A la entrada de la ceremonia:
Si tu boda es en un mes caluroso, quizá lo ideal es que tus invitadas puedan usar el abanico que les vas a regalar, desde la ceremonia.

Para esto, puedes optar por dos opciones: Puedes habilitar una mesa o mostrador a la entrada de la iglesia o lugar donde se realice la ceremonia, y colocar cestas con los abanicos para que tus invitadas los puedan coger al entrar a la ceremonia. Quizá no es lo mas acertado si quieres que todas las invitadas tengan opción a coger el suyo...

Lo ideal en este caso es que tengas a una persona de tu confianza, por ejemplo una amiga, una hermana, una azafata o coordinadora (si la tienes contratada) o tus damas de honor si las tienes, que se encarguen de repartirlos a la entrada de la ceremonia entre las invitadas. Así podrán controlar que ninguna invitada "repita"...
  • En los bancos de la ceremonia:
Si te casas al aire libre, en un jardín, en una finca o similar, o incluso en a iglesia, otra opción que queda muy vistosa es colocar los abanicos en los asientos, sillas o bancos. De esta forma, según se vayan sentando, podrán hacer uso del suyo.

Puedes colocarlos abiertos (de esta forma te ahorras la funda y la tarjeta recordatoria), puedes personalizar uno de los laterales con un rotulador de color dorado o plateado. Esta opción queda muy alegre y colorida, aunque dependerá del color o diseño que hayas elegido para tus abaicos.

Puedes también colocarlos cerrados en cada asiento. En este caso, es recomendable que cada abanico vaya empaquetado de manera individual con su tarjeta recordatoria.

Recuerda que en este caso, necesitas contar con una persona de tu entorno o del propio sitio del evento, para que se encargue de colocarlos en los asientos.
  • A la salida de la ceremonia:
Al igual que antes hablábamos de entregar los abanicos a la entrada de la ceremonia, también los puedes entregar a la salida, utilizando mesas para poner las cestas, o a una persona que se encargue de repartirlos  (recomendable).

Quizá esta opción te la desaconsejamos porque las invitadas, tendrán las manos ocupadas con el arroz, los pétalos, los bolsitos, etc...
  • En los platos:
Una de las formas que mas no gusta en www.miscosasdenovia.es y que siempre recomendamos, es colocar los abanicos abiertos encima de los platos, de tal forma, que cuando tus invitados entran al salón, se los encuentran como elemento decorativo de las mesas.

Puedes jugar con los colores, que todos sean iguales, mezclarlos, incluso coordinarlos con los colores de los manteles y de los elementos del manaje.

Nosotros te recomendamos, dado que en esta opción tienes que poner abanicos en todos los platos (hombres y mujeres), que los combines en distintos colores.
  • Durante los postres:
La manera tradicional de entregar los detalles de boda es durante los postres o al finalizar la cena.

Suele ser la madrina quien se encarga de esto ya que la novia suele repartir los alfileres, aunque cualquier opción es válida. Prepara una cesta bonita y colócalos de manera atractiva.

Te sugerimos que barajes como opción, entregar paipais en lugar de abanicos, es una opción menos vista y muy vistosa también.

Si tienes alguna otra idea sobre como entregar los abanicos a las invitadas de tu boda, estaremos encantados de que lo compartas con nosotros...

Volver a la Tienda: http://www.miscosasdenovia.es/